Cursos de afinación de pianos

Hoy hablaremos del libro “Hacia una revalorización de la afinación aural de pianos” de Hugo Landolfi. Este libro es producto de muchos años de investigación relacionados con la comparación entre las afinaciones de piano que pueden realizarse en forma aural o asistidas con instrumental electrónico. Con la llegada y masificación de las computadoras y de la instrumentación electrónica, se han desarrollado una variedad de instrumentos y software que tienen como finalidad ayudar al afinador de pianos.

El libro de afinación de pianos

Libro de afinación de pianos de Hugo landolfi

En este libro analizamos diversos estudios realizados por importantes investigadores de los Estados Unidos de América, donde basándonos en dichos estudios, llegamos a la conclusión de que la afinación aural y presencial de pianos es muy superior y seguirá siendo superior a la afinación de pianos asistida con instrumental electrónico o con un software de computadora. ¿Porque esto es así? Es decir, ¿porque la afinación aural seguirá siendo superior sin importar que tanto avance la tecnología?

Básicamente porque diversas investigaciones han demostrado que la tarea del afinador aural de pianos altamente entrenado es una tarea excesivamente creativa que busca compensar en el transcurso de la afinación de cada nota, todos los problemas armónicos que tienen los pianos; entre ellos la inarmonía, la cual no solamente implica una desviación de los armónicos y de los valores teóricos esperados para ellos, sino que dicha variación es muy diferente de piano en piano y aun en el mismo piano es muy diferente de nota a nota, esto significa que nota a nota el afinador aural deberá tomar decisiones compensatorias para que los intervalos del instrumento suenen lo mejor posible.

Cuando un instrumental electrónico o software de computadora intenta realizar la tarea de emular lo que hace el afinador aural de pianos, necesariamente tendrá que recurrir a una fórmula matemática o a un algoritmo; lo cual le quita toda la riqueza creativa que tiene el afinador aural. Las fórmulas matemáticas si bien pueden generar un resultado moderadamente aceptable, no generan cualitativamente el resultado que el afinador aural puede lograr.

Afinar un piano con software de computadora

Si intentamos comparar las dos clases de afinaciones en valores numéricos y decimos que la mejor afinación posible para realizarle a un piano en forma aural por un afinador altamente entrenado es de diez puntos, la mayoría de los afinadores electrónicos o los softwares de computadora, incluyendo aquellos específicamente diseñados para afinar pianos, va a estar en un puntaje entre cuatro y siete puntos; y sabiendo que los mejores de ellos van a llegar a siete puntos, de siete a diez puntos que es lo que puede lograr un afinador aural habrá una gran diferencia en cuanto a la calidad de la afinación.

Otro de los problemas que genera la aparición de los afinadores electrónicos es que permite a personas autodenominadas afinadores de piano, que sin haber pasado por un entrenamiento exhaustivo y sin haber cumplido el tiempo de entrenamiento que un afinador aural realmente afinación de pianosrequiere, en poco tiempo podrá comenzar a afinar pianos. Pero nosotros creemos que no es un afinador de pianos real, porque lo único que hace al no saber afinar pianos en forma aural, es copiar ciegamente lo que un instrumental electrónico o software le dicte; pero en ningún momento estará realizando la tarea que realiza un afinador aural, que es decidir con su oído nota a nota en donde va cada cuerda del piano afinada.

Un mero copiador de afinaciones de piano

De este modo, un afinador con asistencia electrónica simplemente será un ciego copiador de lo que un aparato le dicte en función de un algoritmo de computadora que ha realizado un cálculo para una afinación que tampoco se ajusta correctamente a la mejor compensación posible que se le puede realizar a un piano. En resumen, en este libro de doscientos cuarenta páginas de extensión, donde además de mis ideas propias, en el apéndice citamos inextenso las investigaciones realizadas por prestigiosos investigadores de carácter mundial que apoyan y en la cual fundamentamos nuestra tesis. Es de lectura grata y creemos que es recomendada no solamente para pianistas, profesores o melómanos del piano en general, sino para toda clase de personas que tengan interés en conocer acerca de afinaciones de piano de alta calidad.

El problema de que se haya extendido hoy en día el uso de afinadores electrónicos por parte de los afinadores es que se ha producido un desgaste en la calidad de los resultados de las afinaciones, en función de que las afinaciones electrónicas están lejos de la calidad que se puede lograr mediante una afinación aural realizada por un afinador profesional. Esta decadencia es la causa por la cual intentamos tomar conciencia en este libro, para volver a recuperar la calidad del sonido de los pianos a través de una afinación aural cualitativamente superior a lo que estamos acostumbrados hoy en día.

Si bien la Escuela de Tecnología Pianística de Buenos Aires se especializa en ofrecer en cursos a distancia de afinación, regulación y reparación profesional de pianos ya desde el año 1997, año de su fundación, también ofrece cursos presenciales de afinación de pianos.

En el artículo de hoy puntuaremos las 7 características más importantes que tienen los cursos de afinación presencial de pianos de la ETPBA, y en relación a ellas cuál es la diferencia entre sus cursos con respecto a otros que pudieran ofrecerse en el mercado.

1) Cursos presenciales Individuales:

La primera gran diferencia es que sus cursos presenciales de afinación son netamente individuales. Es decir que las personas que toman estos cursos presenciales de afinación lo hacen individualmente porque no hay manera de aprender a afinar pianos en forma grupal. Eso sería como aprender a manejar un auto en forma grupal, es imposible, las clases de manejo deben ser esencialmente individuales, un profesor con el alumno. Tampoco son grupales las clases para aprender a tocar el piano. PresencialY por lo tanto, las clases de afinación profesional de pianos deben ser individuales. Además, una ventaja que ofrece la ETPBA es que el profesor con quien toman las clases los alumnos es nada más ni nada menos que el mismo director de la escuela.  [Este tema se encuentra desarrollado en mayor profundidad en otro de nuestros artículos titulado Curso presencial de afinación de pianos].

2) Cursos de 1 año de duración:

La segunda característica de los cursos presenciales es su duración. Estos cursos tienen un año de duración de modo tal que cuando éste culmine el alumno será capaz de afinar con una calidad profesional un piano en forma completa. Esto es muy importante porque no se puede aprender a afinar un piano en forma integral y de oído en un curso de una semana, de dos ni de tres a cuatro meses. Se requiere todo un año de entrenamiento intensivo para aprender a afinar un piano en forma aural con una calidad aceptablemente considerada.

3) Institución avalada:

La tercera característica es que los títulos que brindamos están avalados institucionalmente por el Ministerio de Educación de la Nación. Esto es muy importante para darle un contexto legal a los estudios y para que el sustrato que da al estudio que realizará tenga una fundamentación legal y asistida por la ley. Esto es muy importante a la hora de emprender cualquier tipo de estudios y no solamente de afinación de pianos.

4) Titulaciones mediante diplomas:

La ETPBA no ofrece simples certificados de asistencia y de escaso valor sino un diploma en el cual va a manifestarse el título y las habilidades alcanzadas por los alumnos. Y ésta constituye la cuarta característica. Estos títulos tienen un respaldo institucional lo cual les brinda la gran validez de los mismos. A nivel mundial los títulos que ofrece la ETPBA son de los más reconocidos. Habiendo formado más de mil técnicos alrededor del mundo mediante los cursos a distancia y presenciales se puede decir que gran parte de los más importantes técnicos de pianos de habla hispana son graduados de esta escuela.

5) Brindados por graduados Universitarios:

La quinta, pero no menos importante, característica de los cursos presenciales es que éstos son dictados por el director de la ETPBA, Hugo Landolfi, quien es profesor graduado universitario. La importancia de esto puede observarse en la parte didáctica del curso. Así como en todo arte o técnica hay que distinguir a aquel que sabe desarrollarla de aquel que además sabe enseñarla. No es lo mismo saber afinar pianos que saber enseñar a afinar pianos. La primera actividad implica que una persona estudie y tome un curso samick-pianos_sig-57-negro-poliesterde afinación de pianos, mientras que la segunda implica que la persona estudie otra disciplina que es la pedagogía. Si el estudio de esta última disciplina falta la persona no necesariamente tiene las habilidades para enseñar. Lo que ofrece el director de la ETPBA, como licenciado y profesor, son las dos partes importantes en cualquier estudio humano: la formación técnica y la formación pedagógica, esta última le asegurará que los conocimientos sobre la técnica de afinación de pianos le serán transmitidos de forma tal que pueda salir exitoso en su aprendizaje.

6) Elementos educativos de gran calidad:

La sexta característica es la provisión de elementos educativos que es la más amplia del mundo y consta de una carpeta de estudios (de más de 500 páginas), las cartillas de Coleman, diversos libros de afinación de pianos entre los que se encuentran: Hacia una revalorización de la afinación aural de pianos, Evaluación de pianos usados; más de 50 horas de entrenamiento en video, y mucho más. Y la particularidad de este material es que es de autoría exclusiva del Profesor y Licenciado Hugo Landolfi, director de la ETPBA. Esto deja de manifiesto que la ETPBA no es copiadora de materiales de otras personas sino que el mismo director ha investigado y desarrollado a través de los años un conjunto de elementos didácticos que se han transformado en referente a nivel mundial en las escuelas más importantes de afinación de pianos. Todo este material será otorgado en forma física para poder estudiar y le servirán como una referencia válida de por vida en la materia.

7) Certificación como Técnico de pianos:

Finalmente, como séptimo y muy importante punto es que todos los egresados recibirán una certificación internacional como técnicos de pianos certificados. Existen al menos otras dos importantes certificaciones a nivel mundial para técnicos de pianos, una en los Estados Unidos y la de Europiano. Lamentablemente, en los últimos años estas certificaciones han bajado mucho el nivel de exigencia para que una gran cantidad de personas pueda acceder a esas certificaciones. Por ejemplo, una de las cosas con las que no estamos de acuerdo en absoluto es que para obtener la certificación de los Estados Unidos en los exámenes se utiliza la asistencia de un afinador electrónico. Las razones por las cuales consideramos que esto implica necesariamente una decadencia en el nivel las hemos tratado in extenso en el artículo: Descubre si tu afinador de pianos sabe afinar pianos. Curso de afinaciónLo que nosotros queremos ofrecer con esta nueva certificación internacional como técnico de piano es volver a elevar el nivel con el que se miden las certificaciones de los técnicos de pianos nada más, ni nada menos, que para elevar a la excelencia la calidad en la afinación que brindarán nuestros egresados una vez tomado el curso.

Uno de los puntos finales y más importantes en el que vamos a hacer hincapié es que los afinadores certificados en la escuela de esta manera y por medio de este curso presencial estarán capacitados para afinar un piano en forma completa y aural, es decir de oído, y no con asistencia electrónica. Ninguna persona que “afine” con asistencia electrónica podrá certificarse en la ETPBA puesto que ésta es una escuela que enseña a afinar de oído y no a copiar lo que un aparato indica.

Solicita desde aquí más información sobre los cursos presenciales <<

Hola, soy el Profesor y Licenciado Hugo Landolfi, Director de la Escuela de Tecnología Pianística de Buenos Aires. Esta escuela funciona desde el año 1997, y somos líderes mundiales en la formación de técnicos profesionales del piano a través de nuestros cursos de afinación de pianos. Desde el año 1997, en el que comenzó a funcionar esta escuela, ya contamos con más de 1000 alumnos y graduados en más de 40 países distintos del mundo.

Lo que quiero revisar para ustedes, que pueden estar interesados en tomar los cursos de formación como técnicos que nosotros ofrecemos; son algunas de las dudas más habituales que nos plantean las personas que están interesadas en nuestros cursos.

Dudas sobre nuestros cursos de afinación de pianos

La primera y más general es si se puede aprender a afinar y reparar pianos mediante cursos a distancia. Esta es la duda más general y que más tienen las personas que están interesadas en nuestros cursos. La respuesta, contundente, es que sí se puede aprender a afinar y a reparar pianos a distancia. Nuestro método educativo está especialmente diseñado para enseñar estas materias a distancia; y además tiene un valor añadido muy alto que se complementa con los materiales de estudio que usted va a recibir: el material impreso, los vídeos, DVD’s, y demás.

Tenemos un sistema de tutoría que complementa a todos los materiales de estudio, que está compuesto por la dedicación de un tutor de forma personalizada a cada alumno sin ningún tipo de limitaciones ni restricciones durante todo el tiempo que dure su estudio. Cada persona que empieza a estudiar con nosotros tiene un tutor dedicado con el cual puede intercambiar, de forma permanente, todas sus consultas y dudas; incluso a través de vídeos, podemos ver a los alumnos, cómo practican y cómo realizan los ejercicios que el curso propone para poder corregirlos. Hoy, a través de Internet, las fronteras han caído; y podemos estar, aunque sea en la distancia, con un profesor a nuestro lado que nos enseñe y que corrija los pasos que vamos dando.

Tenemos un foro exclusivo para alumnos y graduados, donde todas las personas que toman o han tomado nuestros cursos participan de forma permanente y transmiten así sus dudas, sus preguntas y sus experiencias a través del camino del aprendizaje de esta materia.

Otra de las preguntas: y más hoy, en los tiempos que corren, difíciles económicamente, es qué salida laboral tiene la carrera de afinación de pianos y a quién está dirigida. En general, cualquier persona puede aprender a afinar pianos, no se necesita ni un oído especial ni haber recibido dotes auditivas especiales ni nada parecido. Cualquier persona que tenga la firme voluntad de aprender y de practicar lo que nosotros le enseñamos, va a aprender a afinar pianos de forma profesional.

La salida laboral es muy amplia, y se encuentra en constante crecimiento, aunque pueda parecer lo contrario. En los ’80 empezó una tendencia que migraba desde los instrumentos acústicos hacia los instrumentos eléctricos; por ejemplo, en el caso del piano, desde el piano acústico hacia los teclados y pianos eléctricos. Esa tendencia se ha empezado a revertir a partir del año 2000, y numerosas fábricas de pianos a lo largo de todo el mundo se encuentran año a año incrementando la venta de instrumentos acústicos. Esto hace que no solamente haya una necesidad de técnicos y afinadores de piano en cuanto a los instrumentos que ya existen en el mercado, sino en cuanto a los instrumentos nuevos que van apareciendo y que las familias van adquiriendo.  La salida laboral es muy, muy amplia

Alrededor del año 1695 dentro de la evolución del piano, un italiano nacido en Padua llamado Bartolomeo Cristofori, comenzó a construir en Florencia un instrumento que, aunque básicamente era de una especie similar al Clavicordio y al Harpiscordio, intentaba combinar las ventajas particulares de cada uno, a la vez que evolucionaba desde los mismos hasta el punto de incluir en el diseño de su mecanismo un concepto revolucionario. Cristofori trabajaba como constructor de instrumentos musicales en la corte del príncipe Ferdinando María de Medici, y fue allí donde desarrolló una innovación mecánica que dio a luz al piano, el cual inicialmente fue llamado “Arpicémbalo… di nuova inventione, che fa’ il piano, e il forte” . Recordemos que “Arpicémbalo” significa harpiscordio.

piano de Bartolomeo Cristofori
Piano de Bartolomeo Cristofori

Puesto que tanto el Clavicordio como el Harpiscordio ponían a vibrar las cuerdas mediante algún tipo de púa o plectro, o mediante la tangente, toda historia del piano concuerda en que las cuerdas comenzaban a vibrar siempre casi con el mismo volumen y tono, independientemente de cuan rápida o lentamente se presionaran las teclas. Se debe hacer notar la excepción mencionada del Clavicordio, que permitía una muy leve variación sonora.

Además, en el instrumento desarrollado por Cristofori, el elemento que ponía las cuerdas a vibrar era una pieza de madera con la forma de un martillo, cuya cabeza estaba recubierta de cuero. Esto no producía ya un sonido metálico y estridente como en el Clavicordio y el Harpiscordio, sino un sonido mucho más dulce y sostenido.

Mecanismo del piano de Cristofori

Además, el mencionado martillo tenía un sistema rudimentario de escape mediante el cual era posible variar, tanto el volumen como así también el tono del sonido, en forma mucho más amplia de lo que rudimentariamente permitía el Clavicordio. Por ende, en este nuevo instrumento estaba notablemente aumentada la capacidad expresiva musical, ya que en él no era solamente posible producir un determinado sonido casi siempre al mismo volumen y tono, como se mencionó acerca de los dos instrumentos que anteceden al piano, sino que también era posible producir sonidos con más o menos volumen que otros, y producir una muy importante variación tonal. Y todo esto, claro está, era posible hacerlo desde el teclado, según como éste se tocara. Movimientos rápidos y bruscos de la tecla producían sonidos de gran volumen y brillantes; movimientos lentos y apaciguados producían sonidos de menor volumen y más dulces en cuanto al tono.
Este fue entonces el primer piano que se construyó. El señor Bartolomeo Cristofori lo llamó, como dijimos, “Arpicémbalo… di nuova inventione, che fa’ il piano, e il forte”, nombre que no significaba nada más que el hacer referencia a lo que acabamos de decir como sus principales características: que el instrumento podía producir sonidos fuertes –forte– y suaves –piano–. Hoy en día utilizamos más comúnmente la palabra Piano para referirnos a este instrumento en su versión moderna.

No se sabe con exactitud cuántos instrumentos de este tipo construyó Bartolomeo Cristofori. Solamente se conservan tres de ellos, el más antiguo de los cuales se conserva en el Museo Metropolitano de Arte de New York y data del año 1720.

Mejoras en el piano

Desde los primeros pianos del italiano hasta los pianos actuales se han implementado muchas mejoras y avances, pero el concepto y la idea fundamental para su construcción continúan siendo los mismos. Se han optimizado sus materiales constructivos para lograr una mejor calidad de sonido, se ha aumentado paulatinamente el número de notas para ampliar la capacidad musical del instrumento y se ha mejorado el diseño para lograr una mejor performance. Pero el concepto fundamental de Forte-Piano como un instrumento capaz de lograr sonidos fuertes y suaves con un timbre suave y dulce permanece sin cambios.

Difusión del piano

La difusión del piano en sus primeros tiempos fue compleja, dado que construir un instrumento de estos no se asemejaba en nada a la concepción que hoy en día tenemos con respecto a la construcción de instrumentos musicales en general, y de pianos en particular. El piano era en aquella época el instrumento más difícil de construir, especialmente por la complejidad y cantidad de piezas de su mecanismo, que era todo de madera. Cada pieza de alta precisión del mismo, recordemos que por cada tecla había aproximadamente de veinte a treinta piezas distintas, debía hacerse a mano, lo cual llevaba gran cantidad de tiempo. Sumado a esto, la realización del mueble, que era casi una pieza de arte, junto con el resto de la estructura del piano, hacía que a veces se demora años en culminar un instrumento. Esto hizo que, si bien la noticia de su invención se conociera rápidamente, especialmente en algunas zonas de Italia y en muchos otros países de Europa, llevara bastante tiempo hasta que este tipo de instrumentos comenzaran a verse en diversas salas de conciertos.

Esta es probablemente una de las preguntas que más reciben los afinadores o técnicos de pianos. Casi todos sabemos que tan seguido hay que cambiarle el aceite al auto, o cada cuanto hay que ir al dentista, pero la mayoría de las personas no saben cuando hay que afinar un piano o la razón por la cual hay que hacerlo.

La respuesta a este interrogante, es que los pianos deben afinarse cada 6 meses, o dos veces al año. Los pianos nuevos deben ser afinados cuatro veces durante el primer año (Ver recomendaciones de diversos fabricantes de pianos al final del artículo). Las personas suelen preguntar porque es que hay que afinarlo cada 6 meses. Antes de contestar esa pregunta, el propietario del piano debe conocer la razón por la cual un piano necesita afinarse. Esto es debido a que las cuerdas al estar muy tensionadas, se estiran a medida que pasa el tiempo.

Video del Prof. Hugo Landolfi

La mayoría de las personas cree que los pianos no necesitan afinarse si los mismos no están en uso. Esto no es cierto. Lo que hay que entender es que lo que causa que las cuerdas se estiren y se vayan de tono, es la alta tensión a la que están sometidas las cuerdas, y que a su vez esta tensión siempre esta presente, ¡aún cuando el piano no se este utilizando! Básicamente, cuanto debe afinarse un piano va a depender de cuanto cambie la tensión de las cuerdas y de cuanto este fuera de tono, no de que tan mal suene el instrumento –siendo este último criterio el más comúnmente utilizado por las personas a la hora de determinar si su piano necesita afinarse. De hecho, si todas las cuerdas se elongan en aproximadamente la misma distancia, los acordes pueden sonar bien a pesar de que el nivel del tono haya caído demasiado como para volver al mismo tono una afinación sola.

Lo que usualmente se piensa

Por lo general, un piano puede aguantar hasta 6 meses luego de ser afinado hasta que las cuerdas comiencen a interaccionar. Esto significa que cuando la tensión de cualquiera de las cuerdas se incrementa demasiado, la tensión y el tono de las cuerdas de al lado que acaban de ser afinadas disminuyen, ¡por lo que la afinación será destruida justo en el momento en el que se esta afinando!

¿Por qué se desafina el piano

La forma de lidiar con esta interacción entre las cuerdas que genera que el piano se desafine, es que el afinador evalúe si el piano esta muy fuera de tono para poder estabilizarse con una afinación. Esto se hace midiendo que tan fuera de tono esta el piano, comparando su tono con un diapasón, un afinador electrónico o alguna otra fuente de tono estándar. Luego, se da una subida de tono si es necesario. Una subida de tono implica elevar la tensión de las cuerdas de a una a la vez hasta que estén lo suficientemente estables para que el piano este afinado. En una subida de tono, la tensión de las cuerdas se eleva mucho más que en una afinación. Esto desafina al piano, pero no importa ya que a este punto, el nivel del tono debe elevarse lo suficiente para que el piano reciba una afinación estable.

Puede que se requiera más de una subida de tono si el piano sigue estando demasiado desafinado. Como la subida de tono requiere más tiempo y trabajo de parte del afinador, suele salir más caro. Por lo que esto significa que el propietario del piano pierde dinero al dejar que el piano este desafinado por mucho tiempo.

La afinación de los pianos nuevos

Un piano nuevo necesita afinarse más frecuentemente debido a que las cuerdas de acero no han recibido tensión y se estirarán más durante el primer año. Esta es la razón por la cual la Asociación de Fabricantes de Piano Nacional recomienda afinar los pianos nuevos 4 veces el primer año, a no ser que el afinador decida que necesita menos afinaciones. La mayoría de los fabricantes de pianos cuentan con folletos, los cuales vienen con el piano, que indican que la Asociación Nacional de Fabricantes de Piano recomienda afinar el piano 4 veces el primer año, y cada 6 meses los años siguientes.

Resumen:
• Afinar al menos cada 6 meses.
• En pianos nuevos afinar cada 3 meses.

Además de necesitar una subida de tono, puede que su afinador le de más malas noticias. Si un piano se mantiene fuera de tono por mucho tiempo, puede que este no pueda soportar el estrés de incrementar la tension de las cuerdas hasta el Tono estándar (definido internacionalmente como LA 440, para que todos los pianos puedan sonar igual y las personas puedan entrenar sus oídos al tono adecuado). Por lo general cada piano cuenta con 231 cuerdas (aproximadamente 1 cuerda por nota en la octava más baja, dos cuerdas por nota en la siguientes dos octavas, y finalmente tres cuerdas por nota hasta el final del teclado) y en el Tono estándar cada cuerda tiene alrededor de 170 libras de tensión. Si toma su calculadora, vera que esto es alrededor de 39000 libras o más de 19 toneladas de presión a través de la placa de hierro fundido y marco del piano! El piano es así de pesado dado a que tiene que ser construido de tal modo para soportar toda la presión. Sin duda casi se muere con sus amigos al tratar de moverlo (¡quienes puede que no sean más sus amigos ahora!). Muchas veces, los pianos más viejos, no pueden soportar el esfuerzo que conlleva la subida de tono, y puede que su afinador le advierta sobre los daños que pueden llegar a ocurrir, como la ruptura de las costosas cueras o la condena del piano debido a un grave deterioro del marco o de la barrera.

En este video proponemos un detallado estudio y una cuidadosa guía de compras de la llave de afinar pianos. El video dura algo más de 12 minutos y los temas que se tratan son:

• Características de la llave de afinar (profesional vs fija).
• Boquilla de la llave de afinar (removible / estrella o cuadrada).
• Accesorios adicionales: cuñas de goma con y sin mango, tiras de paño, diapasón de 440 Hertz, etc.

También se analiza la calidad que debe tener la misma, especialmente en cuanto al acero con que se encuentra construida, y el valor de mercado que tiene. Se recomiendan no comprar herramientas chinas o de valores bajos porque generan problemas.

¿Qué es una onda sonora?

Cuando, al aprender cómo afinar pianos, consideramos una onda sonora que se traslada a través del aire ocurre un fenómeno análogo al mencionado con las olas del mar. Pongamos el ejemplo de un diapasón que vibra.

Al estar en reposo, el aire alrededor del diapasón se encuentra en reposo, sin movimiento. Esto, por supuesto, sucede en la medida en que no haya otra fuente de perturbación en las cercanías. Cuando el diapasón es puesto a vibrar mediante un golpe vibratorio, el mismo comienza a ondular y a transmitir sus ondulaciones al aire circundante. Considerando como afinar pianos debemos tener en cuenta que en dicho aire comienzan a formarse olas análogas a las que se forman en el mar por el influjo del viento, que tienen la finalidad de transportar la energía vibratoria.

Al estar en reposo el diapasón, es decir, sin vibrar, el aire alrededor del diapasón se encuentra también en reposo, sin movimiento. Esto, por supuesto, sucede en la medida en que no haya otra fuente de perturbación en las cercanías. Cuando el diapasón es puesto a vibrar mediante un golpe vibratorio, el mismo comienza a ondular y a transmitir sus ondulaciones al aire circundante. En dicho aire comienzan a formarse olas análogas a las que se forman en el mar por el influjo del viento, que tienen la finalidad de transportar la energía vibratoria.

Investigaciones sobre el aceite de krill

Beneficios del aceite de krill para la salud humana

Richard the Piano Tuner

Cursos de afinación de pianos

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.